Producción Limpia

Como AGATA hemos asumido el compromiso con el medio ambiente y la sociedad, para que el manejo de los residuos sea óptimo y nuestros alimentos sean inocuos para la salud.

Es una “estrategia de gestión ambiental preventiva”, aplicada a las  actividades productivas, con el objeto de incrementar la eficiencia, la productividad,  reducir los riesgos y minimizar los impactos para el ser humano y el medio ambiente.

Para que las empresas implementen  producción limpia, el Consejo de Producción Limpia cuenta con un instrumento económico llamado Acuerdo de Producción Limpia (APL), el cual es un convenio celebrado entre un sector empresarial y los Organismos Públicos con competencia en materias del Acuerdo.

El objetivo es aplicar la producción limpia a través de metas y acciones específicas a un determinado sector productivo, como lo es el Sector Gastronómico, representado por AGATA A.G.

Los APL tienen tres etapas, la 1° etapa es un diagnóstico sectorial que dura 4 meses. La 2° etapa es la implementación, seguimiento y control, con duración de 24 meses. La 3° etapa es la Evaluación de la conformidad y Certificación del Acuerdo, donde las instalaciones reciben un certificado que acredita que cumplen en un 100% las acciones y metas comprometidas en el APL.  Para realizar cada una de estas etapas, AGATA contrata los servicios de consultoras, responsable de asesorar y conseguir que las empresas certifiquen.

Hoy nos encontramos en la 2° Etapa, con la correspondiente propuesta de APL, donde las empresas de AGATA, nos hemos comprometidos a cumplir con indicadores específicos para lograr metas concretas, entre las cuales está el manejo de residuos, normativas de calidad, más controles, el mantenimiento de la cadena del frío, disminución de los residuos líquidos y sólidos, así como también disminución de la concentración de aceites y grasas en las aguas servidas e incorporar prácticas de trabajo seguras para nuestros trabajadores, entre otras metas de eficiencia productiva.

El beneficio para las empresas gastronómica es grande, debido a que podrán disminuir sus costos operacionales, mediante la implementación de buenas prácticas de manufactura, inocuidad alimentaria y ambiental; capacitaciones; cambios de insumos de limpiezas; implementación de eficiencia energética e hídrica, impactando de manera positiva en sus procesos, controles y, en definitiva, dando cumplimiento a la normativa ambiental y sanitaria vigente lograremos elevar estándares de calidad y ser más competitivos. Es el camino que hemos iniciado de manera conjunta y asociativa.

Para el sector gastronómico que firma el APL significa que al final de dos años certifican en producción limpia, y es una garantía para que el cliente vaya con confianza, cuidando el medio ambiente y sus empleados.

junio 4, 2015 | |

Los Comentarios están cerrados.